Col. G-4996

Nº Registro Sanitario C-15-003383

Cita previa : 981 56 49 40

       

  Nieves Nieto

Psicología infanto juvenil


  Centro de Tratamiento y Atención psicológica especializada en niños, adolescentes y sus familias  

Problemas frecuentes

                         

                            

Trastorno por Déficit de Atención con/ sin Hiperactividad (TDAH)

Este se caracteriza por un patrón intenso  y persistente de déficit de atención / impulsividad / hiperactividad que no es normal para la edad del niño, no responde a causas médicas o a otro tipo de trastorno psiquiátrico y causa dificultades importantes en varias áreas (familia, colegio, amigos) de la vida del menor.


Problemas de Conducta

Los problemas de comportamiento causan deterioro en todos los ámbitos en los que el niño se desenvuelve. Impulsividad, desobediencia, agresividad, absentismo escolar, violación de reglas, negativismo, etc, son conductas que generan gran malestar en la familia y si no se tratan en este momento, dificultarán la adaptación del menor en las futuras etapas de desarrollo.


Trastornos de Ansiedad

En este grupo se incluyen todos aquellos trastornos que cursen con un componente de ansiedad. Fobias, Miedos, Timidez y dificultades para relacionarse,Trastorno de Ansiedad de  separación, Trastorno de Ansiedad generalizada, Trastorno Obsesivo Compulsivo, Trastorno por estrés postraumático,  etc. Este tipo de alteraciones provocan mucha angustia y sufrimiento emocional y suponen un lastre para el desarrollo social del menor.


Trastornos del Estado De Ánimo

Depresión,  Estado de ánimo deprimido, Trastorno Bipolar, etc, son problemas que se pueden dar en la infancia y adolescencia igual que en la vida adulta, lo que sucede es que, en muchas ocasiones, los síntomas son sensiblemente diferentes a los que encontramos en adultos, por lo que pueden pasar desapercibidos para los padres que no logran entender  lo que le puede estar pasando a su hijo/a realmente.


Problemas de Sueño

Aproximadamente un 10% de los niños padece de Insomnio infantil, es decir, tiene dificultades para dormirse solo, tiene un sueño poco profundo con frecuentes despertares nocturnos y, en general, duerme menos de lo que sería recomendable. Estos trastornos  pueden guardar relación con hábitos inadecuados que deben ser corregidos para restablecer el equilibrio o pueden ser secundarios a otro tipo de problemas que deben resolverse para restablecer una buena higiene del sueño.


Trastornos del Aprendizaje

No todos los niños tienen el mismo ritmo de aprendizaje, ni la misma forma de aprender. No todos tienen las mismas capacidades, ni siguen la misma curva de desarrollo, pero hay ocasiones en las que existe alguna Dificultad en el Aprendizaje  y se produce un retraso en las áreas instrumentales básicas (lectura, escritura, matemáticas). Cuando se den estas circunstancias, es fundamental ayudar al niño para que optimice los recursos de los que dispone y facilitarle la incorporación de nuevas estrategias que le permitan desarrollar todas sus potencialidades.


Acoso Escolar

Diversos estudios afirman que en España uno de cada cuatro escolares sufre acoso escolar. La solución no siempre pasa por cambiar al niño del colegio, sino por darle las herramientas para poder enfrentarse a esta situación.

En el caso de los niños acosadores, es importante evaluar el origen de este comportamiento y tratarlo para evitar que cause daño a los demás y a si mismo.


Enuresis y Encopresis

Estos trastornos hacen referencia a una dificultad en lograr el control de esfínteres a la edad en la que ya es fisiológicamente posible. Para diagnosticar este trastorno han de darse unos criterios de edad y frecuencia determinados. La situación puede prolongarse incluso hasta la adolescencia y genera sentimientos muy negativos en el niño que llegan a afectar su autoestima y sus relaciones sociales.


Trastornos de la Comunicación y el Lenguaje

La mayoría de los niños aprenden a hablar sin dificultades, y esta adquisición es fundamental para el posterior desarrollo cognitivo y social. Cuando este desarrollo no se produce de la manera esperada es  importante determinar cual es el origen del problema cuanto antes. Los Trastornos del Lenguaje y la Comunicación más frecuentes son aquellos en los que existe una demora en la evolución del lenguaje, pudiendo esta hacer referencia a la comprensión, la expresión o a una combinación de ambos. 


Trastornos de la Conducta  Alimentaria

Aquí englobamos una serie de trastornos que no son exclusivos de la edad adulta y que comprenden la Anorexia, la Bulimia, Obesidad Infantil, Malos hábitos alimentarios ,Negación a comer múltiples alimentos, etc.


Mutismo Selectivo

Se trata de la incapacidad para hablar en situaciones sociales o con sus iguales que se da en un niño que no tiene ningún impedimento fisiológico para hablar y que se desenvuelve con normalidad en ambientes familiares. Suele vincularse a niños con una timidez excesiva o a comportamientos negativistas. Es un trastorno que se suele dar antes de los 5 años pero tiende a persistir en los años posteriores y genera gran disfuncionalidad en la vida social y escolar del niño.


Trastornos somatoformes

Este trastorno se produce cuando el niño/adolescente se queja de manera repetida e insistente de un dolor físico que experimenta con total convencimiento de realidad, sin embargo, no se encuentra ninguna causa médica que lo pueda justificar.


Trastornos Generalizados del Desarrollo

Los niños que padecen un Trastorno Generalizado  del Desarrollo suponen un grupo muy heterogéneo en su funcionamiento, pero de forma global podemos decir que presentan dificultades más o menos severas en el lenguaje, la comunicación y la socialización. Dentro de este grupo encuadramos el Síndrome de Asperger y los Trastornos del Espectro Autista.


Otros

Problemas Escolares, Tics, Problemas Familiares, Trastornos de la Vinculación, Baja autoestima, Duelo, Problemas de Adaptación,  Problemática de adaptación de los niños adoptados, etc.